Archivo de la categoría: Liturgia y pastoral

MÚSICA Y LITURGIA PARA COMUNICAR EL EVANGELIO

Santiago Alberione, un profeta de la evangelización con los medios de comunicación

SANTIAGO ALBERIONE Y MCS«En la Familia Paulina se tuvo en gran consideración el canto gregoriano y la música sacra» (AD 74). Así se expresaba en 1954 el padre Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina, un gran entramado de institutos religiosos fundados a principios del siglo XX en Italia cuya misión gira entorno a la evangelización con los medios de comunicación social (diez congregaciones e institutos religiosos esparcidos hoy por los cinco continentes).

Su intuición supuso toda una revolución en el concepto de evangelización que sólo verá el respaldo oficial de la Iglesia a raíz de la celebración del Concilio Vaticano II y la publicación del Decreto Inter Mirifica (promulgado el 4 de diciembre de 1963). Mons. Pericle Felice, Secretario del Concilio, leyó el Decreto y lo sometió a la aprobación de los padres conciliares, que se realiza en solo 12 minutos. Los padres conciliares recibieron las hojas de votación mientras las notas del Benedictus acompañaban ese momento. Finalmente, el Decreto viene aprobado con 1960 votos a favor y solo 164 votos en contra. Por primera vez un concilio ecuménico hablaba de los medios de comunicación social como instrumentos para la evangelización, y lo aprobaba bajo los acordes del canto del Benedictus: «Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo.» Desde ese momento se consagraba en la Iglesia la necesidad de utilizar los medios de comunicación social, la prensa, el cine, la música… para comunicar el evangelio.

Santiago Alberione participó en las sesiones del Concilio y dio gracias a Dios por las “abundantes riquezas de su gracia”, riquezas que derramó sobre la Iglesia en las grandes ventanas abiertas por la reforma conciliar a pesar de que todavía hoy, cincuenta años después, nos resistamos a sacar plenamente a la luz. La liturgia y la música fueron objeto de reflexión y reforma por parte los padres conciliares en la constitución sobre la liturgia Sacrosanctum Concilium, (publicada también el mismo día, el 4 de diciembre de 1963), una de las más revolucionarias reformas emprendidas por el Concilio.

Para hablar de todo esto hemos querido acercarnos al padre Santiago Alberione quien, a pesar de su edad (ha cumplido ya 130), no ha tenido ningún inconveniente en responder a nuestras preguntas: Sigue leyendo

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral, Testimonios

LA ANIMACIÓN DEL CANTO LITÚRGICO. UN PROYECTO DE LIDERAZGO

ESCALERA CRECIMIENTO PERSONALLa animación del canto litúrgico, y en general toda animación pastoral dentro de la Iglesia, se encuentra con frecuencia con el problema de la falta de líderes que, dotados de una formación suficiente (teológica, pastoral, litúrgica, musical, etc.), estén dispuestos a poner al servicio de la comunidad sus capacidades para bien de todos. A veces es la falta de tiempo de quienes poseen dichas cualidades, a veces la falta de motivación personal para hacerlo, y a veces, las más, la falta de organización intraeclesial para aprovechar las sinergias y habilidades de quienes componen cada comunidad. Se habla de ministerios laicales pero con frecuencia encontramos una gran resistencia a delegar efectivamente muchas de las funciones y tareas inherentes a dichos ministerios. En el ámbito musical se promueve con más facilidad la creación de grupos de personas dispuestas a formar un coro que de verdaderos animadores orientados a favorecer que sea toda la asamblea la que cante y ore con el canto en sus celebraciones.

La animación es, por tanto, un problema vinculado al liderazgo y a la delegación. Liderazgo de los responsables de las comunidades que tienen que aprender a trabajar en equipo y con equipos; liderazgo de los responsables de los distintos ministerios que tienen que saber transmitir lo que se les encomienda ministerialmente con competencia y eficiencia; y liderazgo de todos los que nos sentimos llamados a evangelizar con los instrumentos de la palabra y el canto o con cualquier otra forma de apostolado.

FERNANDO-DOMINGUEZ

Fernando Domínguez, psicólogo, formador y consultor de Recursos Humanos.

Para hablar de todo esto hemos querido acercarnos a un especialista en formación de liderazgos con una especial sensibilidad hacia lo verdaderamente humano y sus valores éticos y morales. Fernando Domínguez es psicólogo, formador y consultor de Recursos Humanos con más de 25 años de experiencia. Es también editor del blog Crecimiento personal (http://donetraining.wordpress.com) desde el que ofrece interesantes orientaciones sobre cómo crecer personalmente para ser auténticos líderes en confrontación con nosotros mismos y con los demás. Su actividad profesional se centra cada vez más en la formación de líderes capaces de orientar al grupo en una dirección común sin olvidar los valores éticos que necesariamente debe poseer para ser un verdadero líder carismático.

Desde el convencimiento de que la formación de líderes capaces de animar pastoralmente al Pueblo de Dios es precisamente lo que necesitamos con mayor urgencia en nuestras asambleas, y movidos por el deseo de alentar a aquellos que sienten cierto temor a dar un paso adelante en esta tarea, hemos querido averiguar, desde la perspectiva de un profesional, qué características tiene un líder y si el animador del canto litúrgico tiene que ser necesariamente un líder para desarrollar su ministerio.

Fernando, cuéntanos… Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral, Testimonios

EL MINISTERIO DEL SALMISTA

DIRECTORIO LITÚRGICO PASTORAL SOBRE EL SALMO RESPONSORIAL
Y EL MINISTERIO DEL SALMISTA

Secretariado Nacional de Liturgia
Conferencia Episcopal Española [1986]

En el libro de las Crónicas se relata cómo David distribuyó las funciones de los levitas en su reino una vez que estableció su morada en Jerusalén. Entre las funciones que distribuyó estaba la música sagrada. Tan importante era para él la música que destinó cuatro mil levitas a la alabanza a Yavé con instrumentos (la gran orquesta): «… cuatro mil porteros y los otros cuatro mil alababan a Yavé con los instrumentos que para este fin había hecho David.» (1Cró 23, 1-5). De estos, 288 fueron específicamente ungidos para profetizar “según las órdenes del rey” y “cantar bajo la dirección de su padre en el Templo de Yavé, con címbalos, salterios y arpas”: «Y el número de ellos, con sus hermanos, instruidos en el canto para Yavé, todos los aptos, fue doscientos ochenta y ocho.» (1Cró 25, 2-7). Estos 288 eran los Salmistas, un grupo que ejercía el ministerio de David de alabanza y adoración a Yavé por el pueblo.

La recuperación del Salmo como lectura bíblica en nuestra liturgia fue una de las aportaciones singulares del Concilio Vaticano II, pero esta recuperación no ha ido aparejada a la recuperación de la figura del salmista. En 1986, el Secretariado Nacional de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española, consciente de la importancia de ambas realidades pastorales, publicó un breve pero claro documento en el que recogía una serie de orientaciones sobre la recuperación del Salmo responsorial en nuestra liturgia y unas notas sobre la figura del Ministerio del salmista. Recojo aquí únicamente la segunda parte de dicho documento dedicada al Ministerio del salmista:

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral

EQUIPO DE PASTORAL LITÚRGICA

La Pastoral litúrgica

LA TRINIDAD - A. RublevLos diversos modos de comprender la relación entre liturgia y pastoral han evolucionado a lo largo de los últimos años pasando de la certeza de que la liturgia es pastoral a la constatación de que la liturgia debe ser objeto de una atención pastoral, hasta las últimas perspectivas que consideran a la liturgia como un aspecto más de la globalidad de la praxis eclesial. Sin embargo, el Concilio Vaticano II en esto no fue en absoluto ambiguo. Se propuso favorecer la “participación activa” del pueblo en la vida de la Iglesia y para ello puso en marcha una de las iniciativas más ricas y novedosas del Concilio: la reforma litúrgica (Sacrosanctum Concilium).

Su puesta en práctica ha sido y está siendo compleja por muchas razones: circunstancias de carácter cultural, de resistencia a la tradición, de acomodación y cansancio de los distintos responsables eclesiásticos, etc. Aunque son numerosos los documentos y textos posconciliares que se hacen eco de esta iniciativa de reformar la liturgia para acercar el rito al pueblo y no al revés, 50 años después el balance es todavía pobre: se han reformado los misales y libros litúrgicos, se ha dado la vuelta al sacerdote que ahora mira al pueblo, se habla en lengua vernácula, se cantan cantos “litúrgicos” en nuestras propias lenguas (en detrimento del latín y del gregoriano que han sido literalmente arrinconados en el olvido)… pero aún no hemos conseguido una verdadera “participación activa” del pueblo en las celebraciones.

Sigue leyendo

6 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral

LA ANIMACIÓN DEL CANTO LITÚRGICO. UNA ASIGNATURA PENDIENTE

Elena Calavia, animadora del canto litúrgico

ELENA-CALAVIAPor mucho que insistamos en la importancia de la música y el canto en la liturgia y por mucho que recordemos las palabras del Concilio, cincuenta años después el balance no parece ser muy alentador. Al menos en España, nuestras parroquias y diócesis siguen sin concederle a este “ministerio” la importancia debida y, mucho menos, la preocupación pastoral por formar verdaderos “animadores del canto litúrgico”. Quizá no se ha entendido lo que supuso esta reforma conciliar, y por eso, a pesar de haber dotado a nuestro repertorio litúrgico de un amplio y rico elenco de canciones destinadas a la liturgia, desgraciadamente seguimos instalados en el concepto “ornamental” del canto litúrgico. Se forman coros pero sin “animadores del canto litúrgico”, se seleccionan mal los cantos para nuestras celebraciones, se utilizan instrumentos poco aptos para las mismas (quizá ya menos que hace unos años) y se crean equipos de liturgia pero no se incluye en ellos a los “animadores del canto litúrgico” porque no se les considera “ministros” o “agentes de pastoral” y menos aún parte esencial de la liturgia.

La música y el canto litúrgico siguen siendo una “asignatura pendiente” en la acción pastoral de la Iglesia, pero particularmente en España, ya que en las comunidades latinoamericanas es más frecuente encontrar una verdadera preocupación por estos temas. En una de las entradas anteriores, al referirnos al ministerio del canto en la liturgia decíamos esto: «Cantores, coro, salmista, director, organista e instrumentistas, asamblea toda, desarrollan, cada uno por su parte, un papel nunca suficientemente valorado. Música y canto no son elementos accesorios ni satisfacción estética de quien los escucha, sino que pertenecen al Pueblo de Dios orante siendo en sí mismos un medio de implicación y participación formidables.». Para resaltar su importancia y para recordarnos que es parte esencial del aire fresco que en su momento nos trajo el Concilio Vaticano II es para lo que hemos creado este blog, conscientes de que en un momento tan convulso como el actual, la Iglesia debe recuperar su función de “signo” ante el mundo y qué mejor manera de hacerlo que manifestando con convicción y al unísono que Cristo ha resucitado y que nos ha traído la salvación. Y como no sabemos decirlo con palabras porque este Misterio trasciende nuestra capacidad de comunicación verbal, lo expresamos celebrando nuestra fe “con cantos e himnos inspirados”. Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral, Testimonios

VOCES UNIDAS. NUEVO IMPULSO PARA LA MÚSICA LITÚRGICA

Juan Antonio Espinosa, cantautor de un pueblo caminante

Una de las grandes reformas que impulsó el Concilio Vaticano II fue, sin duda, la liturgia y con ella la música y el canto en la liturgia. Muchos autores se pusieron manos a la obra para responder a la petición del Concilio de disponer de cantos en lengua vernácula que pudiera cantar y comprender el Pueblo de Dios. Entre estos autores, uno de los más prolijos fue Juan Antonio Espinosa. A raíz del Concilio Vaticano II comenzó a componer canciones para una Nueva Liturgia, canciones que hablaban de un cristianismo abierto, encarnado y comprometido. ¿Quién no ha cantado o escuchado canciones como El señor es mi fuerza, Alegre la mañana, No podemos caminar, Estrella y camino y tantas otras?

Junto con sus hermanos Pedro y Fernando y con Elena Calavia, ha organizado un pequeño grupo itinerante de animación de música y liturgia al que denominan “Voces unidas”. Es casi uno de los últimos reflejos de aquel entusiasmo con el que se acogió la renovación posconciliar de la liturgia y que tan distintos resultados ha cosechado. Cincuenta años después Juan Antonio sigue manteniendo viva esa ilusión y así lo expresa no sólo en las canciones que ha seguido componiendo sino en los poderosos acordes que desgarra de su guitarra en cada uno de los conciertos que organiza.

Por eso, como testigo vivo de lo que ha supuesto esta reforma a lo largo de los cincuenta años de la celebración del Concilio, hemos querido acercarnos a él y preguntarle por lo que ha significado este tiempo para la renovación de la música litúrgica.

Sigue leyendo

3 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral, Testimonios

EL MINISTERIO DEL CANTO Y DE LA MÚSICA /2

MUSICA Y LITURGIA 2Instrumentos e instrumentistas

La música, como el canto, participa de la misma dimensión sacramental de la liturgia, es ella misma un elemento simbólico de realidades destinadas a glorificar a Dios y a santificar a los hombres y no un simple adorno exterior para añadir belleza y gozo. Sin embargo, en el reparto de funciones, a la música le compete una función básicamente de sostenimiento y embellecimiento del canto. No debe sobresalir por encima de la palabra pues el canto es oración y debe escucharse lo que se canta. La Instrucción conciliar Musicam Sacram (1967) lo expresa con claridad: «El empleo de instrumentos en el acompañamiento de los cantos puede ser bueno para sostener las voces, facilitar la participación y hacer más profunda la unidad de una asamblea. Pero el sonido de los instrumentos jamás debe cubrir las voces ni dificultar la comprensión del texto. Todo instrumento debe callar cuando el sacerdote o un ministro pronuncian en voz alta un texto que les corresponda por su función propia.» (MS 64).

Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Liturgia y pastoral