DE LITURGIA CON CANTOS A UNA LITURGIA CANTADA

Bienvenida

Inauguramos este blog con esta premisa que sirve de presentación de la intención de lo que aquí iremos publicando: La Iglesia ha manifestado en repetidas ocasiones su preferencia por la celebración con cantos «porque nuestro Dios merece una alabanza armoniosa» (Sal. 146). Desde el Concilio Vaticano II reconocemos que la liturgia es una acción de toda la Iglesia, por lo que también la música debe ser cosa de todos y no un privilegio del coro o de unos cuantos. No necesitamos una liturgia con cantos, sino una liturgia cantada en la que todo el pueblo de Dios aclame a su Señor con alegría. Pero esto exige catequesis y sensibilidad litúrgica para poder decir con el salmista: «Dichoso el pueblo que sabe aclamarte» (Sal. 89).

Celebrar es una palabra que pide cantar porque es una manifestación visible y audible de realidades invisibles. El canto celebra y la celebración canta. Por eso, afirmamos que desde la belleza de lo sagrado el espíritu se eleva más fácilmente a lo invisible.

Espero que las reflexiones que aquí iremos vertiendo sirvan a esta función de formación del pueblo de Dios para que uniendo sus voces sean siempre «una sola alma» que eleva su corazón al Señor.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Aspectos generales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s